domingo, 18 de junio de 2017

Atrapado en un paradigma absurdo


Paradigma Absurdo

En un sistema que solo se cuida de si mismo,  a el dinero y no a las personas ha hecho que vivamos en un paradigma absurdo, donde la productividad el endeudamiento  el consumo son los pilares.

No se el futuro que les espera a nuestros hijos tal y como lo veo no creo que si seguimos como vamos hasta ahora sea un buen lugar para vivir, quizás solo tocando fondo como sociedad podremos transformar este paradigma absurdo donde el ser humano sea lo mas importante y no el dinero.
Tenemos suficiente tecnología para erradicar, el hambre, las guerras,  muchas enfermedades que hoy en día siguen existiendo (porque son negocio para la industria farmacéutica) salvar al planeta y no seguir destruyendo selvas y nuestro hábitat por explotaciones como la madera y el petroleo.

Es hora de Cambiar el Chip y no querer ver lo que a cada uno de nosotros le puede pasar como al hombre de esta foto al cual no queremos ni voltear a ver, como no cambiemos esta imagen sera una postal de Dysney comparado con el mundo horrible y deshumanizado que nos espera.
El EXITO sera transformar el paradigma en el cual TODOS estamos atrapados.

Cambia el Chip

1 comentario:

Alondra dijo...

Yo no sé cómo se pueden arreglar tantas injusticias. Podemos a nivel personal poner un granito de arena pero si no hay ayudas y cambios en el organigrama de las Naciones, seguirán utilizando los países ricos a los pobres para robarles algún mineral valioso, sin revertir nada en donde la gente vive en la pobreza más absoluta. De todas formas no hay que irse muy lejos porque en nuestros vecindarios y calles ves familias pudientes y otras que carecen de lo más necesario.
Quizás nuestras conciencias ya no tiemblan ante algunas imágenes porque lo que hoy es noticia mañana deja de serlo en este mundo de locura informativa. Por otro lado, nuestros gobernantes no trabajan por el bien de quien los vota, lo hacen por sus propios intereses partidistas.
El mundo cambia y no hay utopías. No aprendimos nada de la historia, nuestros hijos quiero pensar que están más preparados para vivir en su época, particularmente no la veo nada fácil.
Ha sido un placer volver a encontrarte.