domingo, 3 de junio de 2012

La vida va demasiado deprisa...

Solo viviendo despacio se puede vivir en el presente pleno, las prisas es estar en 2 sitios a la vez y en ninguno a la vez.

En un mundo sujeto a las leyes de los mercados, que son todo lo contrario a las leyes del sentido común, nos vemos casi siempre  sujetos a ir deprisa en aras de la "productividad económica"

En el video que pongo aquí abajo es una reflexión a la vida que la mayoría llevamos.

Por suerte yo vivo en una ciudad pequeña y no tengo que subirme al metro ni sufrir atascos ni aglomeraciones, sin embargo mi ritmo de vida como pequeño empresario que soy no dista mucho de esta vorágine en la que también yo vivo.

Abogo y promuevo desde aquí un cambio hacia una vida mas plena atreves del movimiento SLOW, seguramente viviremos mucho mejor.. ¿Tu que opinas?




4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Si vives en las grandes ciudades es imposible vivir despacio ya que la misma gente te lleva a su ritmo por mucho que tu no lo quieras.

Yo vivo en una colonia tranquila pero llegando a la avenida principal se convierte en un caos.


saludos Rich.

Ricardo Marin dijo...

Por eso mismo yo deje de vivir en grandes ciudades malquerida (incluidas el DF y Madrid) y mi objetivo vital es dejar de "vivir" en esta voragine de vida en la cual "vivimos" y es que esto no es vida.

Un saludo

Sergio DS dijo...

Nos complicamos la vida más de lo que realmente ésta nos ofrece. Poder y saber detenerse a disfrutar de cómo los simples rayos de sol te calientan el rostro ya es un acto de "sabiduría".

elbibis dijo...

Hola!
Cada vez pasa con más frecuencia ir a pasar el resto de mi vida a algún remoto lugar de Oaxaca, o a una playa, algún lugar donde no haya que vivir de prisa, donde nadie se fije en la ropa que uno viste, si tiene coche o no, si tiene dinero o no... ¡muchas gracias por visitar mi blog!