jueves, 14 de enero de 2010

Estoy avergonzado...


Foto de la época de Jean Bertrand Aristide



Sin comentarios



Foto actual

Estoy avergonzado y no es para menos, avergonzado de mi raza, la humana por generar tanta miseria y que solo salga a la luz con desastres de la naturaleza y me refiero a Haiti.


No voy a hablar de los mas de 200,000 muertos que ha habido por este seísmo de 7 grados en la escala de Richter.

Me refiero a la miseria en la que esta sumido ese país, deforestado, corrompido, podrido, devastado, ni en las peores favelas de Río de Janeiro se ve tanta miseria como en las calles de Puerto Príncipe decía hoy en la radio un cooperante español.

Y me pregunto por que tiene que ocurrir una desgracia como esta para que el mundo y los supuestos países del primer mundo acudan a su rescate, lo peor aun ¿por que en un planeta como el nuestro tan rico y con tanta y tan buena tecnología existen aun paises como este? ¿Qué intereses políticos y económicos juegan con tantas vidas humanas?

A lo mejor y pienso en voz alta lo mejor que le podía ocurrir a Haití y a sus habitantes es que sucediera eso, acogiéndome al refrán que no hay que por bien no venga.

Sin embargo como ser humano me siento avergonzado de que aun existan paises como Haití, ni con Papá Doc, ni con Baby Doc, ni Aristide ni leches en vinagre.

Es hora ya de que los políticos hagan su trabajo y dejen de ser una clase privilegiada y no resuelvan nada, desde presidentes, diputados, congresistas, alcaldes y Secretarios general de la ONU. Etc...

Este sistema ya esta caduco podrido apesta a las pruebas me remito unos ricos y otros miserables, es una vergüenza.

11 comentarios:

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Amen!!!>.. esto es todo!!!

la MaLquEridA dijo...

Habrá que empezar una verdadera revolución para acabar con toda esa escoria de la política y sus dirigentes... con todos., aunque después vengan otros, siempre pasa.

Alma Rosa dijo...

mijo, no se enoje tanto porque en serio que me lo transmites.... muchos podremos estar igual, enojados, pero este mundo tiene ya tanto coraje que lo único que podría salvar es la templanza.... ver lo que tenemos y cambiarlo pero no con las mismas practicas que ellos usaron... si están cadudas y dañan a muchos.... debemos ser más inteligentes y no solo por Haití, sino por todos los lugares que nisiquiera en el mapa se muestran y estan igual o peor.

serenate y vas a ver que grandes cosas pueden suceder.

Delgado dijo...

Muy doloroso por lo que está pasando Haití, pero vergüenza, como tú dices, debe darle a aquellas naciones que ahora andan proclamando ayuda. Ha tenido que ocurrir esta desgracia para que pongan la mirada en esa nación que ha vivido muchos años en la miseria. De ser el primer país Latinoamérica en independizarse y orgullosamente el primer país en abolir la esclavitud pasó a ser el más pobre del hemisferio… gracias a su misma madre patria (Francia) y luego Estados Unidos. Esto lo recuerdo de mis clases de historia en la universidad. Que fue la misma Francia quien exigió elevadas sumas a modo de indemnización por haber perdido esa próspera colonia, ya que Haitì era de los grandes productores de azúcar… esa indemnización volvió a hacerlos dependientes y luego para rematar entra Estados Unidos y los acaba imponiéndoles mandatarios…

Disculpa tan largo comentario pero es que me indigna cómo es posible que tenga que pasar algo tan grande para que el mundo ponga sus ojos en ellos, si problemas han tenido desde siglo 18…

Javi dijo...

Que fuerte, comparto plenamente todo lo que nos planteas. Es lamentable lo que sucede con el pueblo haitiano. Esperemos que se logre recomponer todo, y se vuelva a levantar.

Un abrazo, mi estimado amigo.

dondelohabredejado dijo...

Es terriblemente doloroso lo que ha sucedido. Esperemos que llegue toda la ayuda necesaria, concreta, en todo sentido. Y que llegue y siga llegando (porque suele suceder que en un primer momento se movilizan todos pero luego se olvidan...)
El sistema está podrido, en todo sentido. Hasta que no evolucionemos y nos demos cuenta de que todos somos hermanos, de que los niños que mueren de hambre cada segundo son siempre nuestros niños... hasta que las fronteras no dejen de serlo, los inmigrantes no sean tratados como esclavos o como cosas... en fin, hasta que no cambiemos el mundo, muchas cosas nos darán vergüenza, más que vergüenza: indignación, bronca, terrible dolor.
Por ahora, hagamos cada uno lo que puede, desde su lugar, que siempre hay algo que podemos.
Un fuerte abrazo.

Luz Sofía dijo...

Ricardo:
Tengo la fortuna de conocerte hace muchos años, pero a través de tus artículos he descubierto a un hombre pleno de valores y gran sensibilidad. En especial este artículo de Haití, comparto contigo el sentimiento y los planteamientos plasmados.
Gracias por existir.
Luz Sofía.

P. Vargas dijo...

Llegue por referencia de otro blog (te vi en la lista de Mueganita) y quiero felicitarte por meter el dedo en la llaga, no se trata del temblor, sino de la miseria que por año se ha vivido, esperemos que la gente no olvide rapido...

Saludos!!

Jaime Rivera dijo...

Es cierto. Como dices, esto ayuda a destapar la cloaca.

Flor dijo...

Estoy contigo Ricardo.
Un beso
Flor

Cassiopeia dijo...

Hola querido!
Solo paraa darte un abrazote fuerte fuerte y para aportarte un texto:

http://amnistia.ning.com/profiles/blogs/la-maldicion-blanca-por?xg_source=activity

Besos