jueves, 10 de septiembre de 2009

¿Estamos condenados al capitalismo?


Esa es una pregunta que yo me hago y en una etapa de mi vida reciente cuando aun vivía en Madrid me repetía casi a diario, después de mi separación tenía que tener 2 trabajos para poder salir adelante con mis pagos.


A mi me paso lo de la ley de Murphy y de repente todo parecía que se torcía, sin embargo de esos momentos tan duros me han servido para no resignarme a (como puse en este collage que hice) que mi cerebro se convirtiera en un engranaje mas en este capitalismo salvaje,
Mi espíritu no estaba ni esta dominado por el capitalismo, me queda la dignidad esa que no tiene precio y me queda el entusiasmo de seguir viviendo y tener el coraje de buscar una vida mejor como hice en el año 2007 cuando decidí arriesgarlo todo en busca de un sueño y me vine a vivir a Almería.

Ironías de la vida me dedico al marketing y la publicidad sin embargo mi trabajo lo desempeño buscando la prosperidad de mis clientes y la mía propia lo cual es totalmente licito, pues mientras no exista otro sistema como bien propone The Zeitgeist Movement http://thezeitgeistmovement.com/

En la creación de una nueva conciencia tenemos que ser honestos realizando nuestro trabajo y hacerlo lo mejor posible,

El cambio esta cerca y sobre todo es un trabajo de día a día momento a momento, intentando ser mas generosos, menos egoístas y sobre todo amar mas al prójimo, se que es difícil pues hay muchos seres humanos que su comportamiento deja mucho que desear sin embargo en las situaciones difíciles y tensas debemos mantener la calma y no entrar al trapo y sobre todo sacar lo mejor de nosotros no lo peor de nosotros.

Que el cosmos les traiga lo mejor una vida plena, equilibrada y llena de amor.

1 comentario:

Alma Rosa dijo...

que así sea.... el universo siempre inmenso tiene cosas magníficas para todo aquel que quiera recibirlas.... lo importante lo verdaderamente importante es siempre ser felices, aún en esos momentos en los que la tensión aparece y amenaza con tirarlo todo.... tener los pies bien puestos en la tierra y no olvidar que una buena actitud ante la adversidad siempre nos dará la luz necesaria para seguir siempre fuertes en el camino... un abrazo.